Furoshiki, la tela japonesa para envolver

En el mundo del bento, el furoshiki es un perfecto accesorio para transportar nuestra comida; en un perfecto picnic japonés no puede faltar nuestro furoshiki. 

Un rasgo que nos apasiona de la cultura japonesa es su capacidad de crear arte y belleza a partir de cosas tan sencillas como un papel (Muchos conoceréis el arte del origami) o, en el caso del furoshiki, una tela.

Furoshiki quiere decir "extender en el ofuro". Su origen se remonta a hace más de 2 siglos, cuando los usuarios de los "ofuro" o baños públicos tradicionales, depositaban sus pertenencias en una tela para no confundirlas con las del resto de usuarios.

No tardó demasiado en popularizarse el uso del furoshiki como envoltorio para transportar todo tipo de cosas, convirtiendo estas preciosas telas en un objeto muy popular e indispensable en toda casa japonesa.

Incluso se llegó a popularizar su uso en las bodas, donde los padres de la novia preparaban exquisitas telas de patrones muy diversos.

Encontramos, pues, otro ejemplo del refinamiento de las artes japonesas impresos en sus preciosas telas furoshiki.

A pesar de que su uso práctico decreció bastante en las últimas décadas, con la llegada de las bolsas y carteras, hoy en día, el furoshiki está reviviendo, no solo por ser un elemento de gran belleza, sino por su versatilidad y durabilidad, pues podemos considerarlo como un envoltorio ecológico, ya que nos perdurará toda la vida y, con un poco de práctica, podemos usarlo de muchas maneras.

En el mundo del bento, el furoshiki es un perfecto accesorio para transportar nuestra comida; en un perfecto picnic japonés no puede faltar nuestro furoshiki. Por eso, en Picabento queremos ir introduciendo nuevos modelos de esta tela que no solo es práctica y ecológica, sino una muestra más de la belleza y refinamiento de la cultura japonesa.

¡Hazte con tu furoshiki!

 

guenos en FACEBOOK suscríbete a nuestra NEWSLETTER para explorar con nosotros el maravilloso mundo del bento: recetas, novedades, información, curiosidades...

Comentarios

Deje su comentario